Contacto:    (55) 4124-0110 Llámanos para dejar tus datos y en 24 horas nos estaremos comunicando contigo. Horario de atención telefónica: Lunes a Viernes de 8:30 a.m. a 6:30 p.m. y Sábados de 9:00 a.m. a 1:00 p.m.   |  atencion@rimm.mx  |  Información para médicos

Histerectomía

Cirugía que extrae el útero y con ello, los miomas

La histerectomía en pocas palabras:

  • Es una cirugía para quitar la matriz y de esta forma, los miomas.
  • Existen diferentes modalidades: histerectomía abierta (o laparotomía), laparoscópica, e histeroscópica (o vaginal).
  • Requiere de anestesia y hospitalización por varios días.
  • La recuperación es en casa, de 7 a 42 días, con dolor variable.
  • Ya no preserva la posibilidad de embarazarte.

¿Más informes? Llama al (55) 4124-0110 (en la Ciudad de México) y nos pondremos en contacto contigo.

Es una cirugía mayor (es decir, un tratamiento invasivo) mediante la cual se quita el útero. Aunque existen varios tipos, la más empleada para combatir los miomas es la llamada parcial, en la que lo único que se extrae es el cuerpo del útero, dejando el cérvix y los ovarios. Sin embargo, dependiendo de las circunstancias concretas de cada paciente, otros tipos de histerectomía pueden ser más convenientes.

Es una solución definitiva a los problemas de miomatosis puesto que al retirar el útero ya no hay forma en que vuelvan a aparecer miomas en el futuro. Después de este tipo de cirugía, la menstruación deja de presentarse y síntomas como la presión pélvica y la necesidad de orinar constantemente mejoran de manera significativa.

Este procedimiento no preserva la fertilidad, por lo que una vez realizada la histerectomía ya no es posible un embarazo.

Existen 3 modalidades para la realización de una histerectomía:

Histerectomía abierta o abdominal (laparotomía)

El procedimiento tradicional es mediante una cirugía abierta, realizando un corte horizontal en tu abdomen. Una vez abierta la cavidad del abdomen, se retira el útero junto con los miomas que hay en él.

  • Requiere de anestesia general.
  • El tiempo de hospitalización es de 2 a 3 días y la recuperación después de la cirugía toma de 6 a 8 semanas.

Histerectomía por laparoscopía

Es una modalidad quirúrgica para extraer el útero junto con los miomas a través de unas incisiones de un centímetro (o menos) en tu abdomen, representando una cirugía menos invasiva para tu cuerpo.

Por medio de esas incisiones, los doctores llenan el abdomen con un gas (dióxido de carbono) e introducen una cámara microscópica para ver con claridad la localización del útero, los ovarios, las trompas de Falopio, etc. Posteriormente introducen el instrumental quirúrgico especializado para extraer el útero y cauterizar las heridas.

  • La histerectomía laparoscópica reduce el riesgo de complicaciones porque los cortes en el abdomen son muy pequeños.
  • Se hace con anestesia general.
  • El tiempo de hospitalización es de 1 o 2 días. La recuperación toma de 2 a 3 semanas.

Histerectomía histeroscópica o vaginal

Se lleva a cabo por vía vaginal, sin incisiones en el abdomen.

  • Dependiendo de tus condiciones de salud y las particularidades de tu caso, puede hacerse con anestesia general o con anestesia regional de tipo epidural o raquídea.
  • El tiempo de recuperación es de 3 semanas.
  • La hospitalización es de 2 a 3 días.

Puntos a considerar sobre la histerectomía

La histerectomía es una cirugía segura que raramente presenta complicaciones. Los riesgos asociados a ella pueden ser:

  • Que requieras de una transfusión de sangre para compensar la que pudieras perder durante la cirugía.
  • Los riesgos asociados a la anestesia.
  • Reacción a alguna de las sustancias empleadas durante el procedimiento.
  • Riesgo de lesionar alguna de las áreas circundantes, como el cérvix, la vejiga, uréter o recto.
  • Los riesgos asociados a cualquier cirugía.


Datos de interés sobre la histerectomía

Dolor durante la recuperación Medio a intenso
Estadía en el hospital 60 horas
Recuperación en casa 7 a 42 días
Sedación o anestesia
Sedante  No requiere   Anest. local  No requiere  Anest. gral.  Sí requiere

 



¡Comienza hoy!

Con el mejor diagnóstico al mejor precio: la resonancia magnética ginecológica

Cuanto más preciso es el diagnóstico de tu condición, mejores posibilidades tienes de terminar con los molestos síntomas causados por los miomas. Por ello te ofrecemos el diagnóstico más avanzado al mejor precio:

  • Historia clínica y registro de tus preferencias personales.
  • Resonancia magnética de abdomen bajo.
  • Valoración de tu caso por un consejo médico de expertos.
  • Consulta gratuita para explicarte a detalle tus resultados y la estrategia que sugerimos.

Precio del diagnóstico por resonancia magnética (incluye valoración y consulta gratuita nuestra doctora especialista para la explicación de resultados): desde $1,950 hasta $2,950 MXN pesos (IVA incluido; aplican restricciones de horario).

 Solicita más información