Contacto:    (55) 4124-0110 Llámanos para dejar tus datos y en 24 horas nos estaremos comunicando contigo. Horario de atención telefónica: Lunes a Viernes de 8:30 a.m. a 6:30 p.m. y Sábados de 9:00 a.m. a 1:00 p.m.   |  atencion@rimm.mx  |  Información para médicos

En el diagnóstico de miomas: ¿ultrasonido o resonancia?

Para diagosticar miomas uterinos comenzar por la resonancia magnética es el camino que al final cuesta menos y  te da más seguridad para valorar y tratar tu problema de miomas con éxito, por ser la modalidad más exacta, exhaustiva y certera en el diagnóstico.

A diferencia del ultrasonido (que únicamente proporciona una imagen en dos dimensiones de tu útero), la resonancia magnética muestra tridimensionalmente no sólo tu útero, sino también todo tu abdomen bajo, aportando información detallada, precisa y completa sobre la condición de tus miomas.

Con la resonancia magnética ginecológica le das a tu médico toda la información que necesita para planear y guiar tu tratamiento, reduciendo la posibilidad de que se presenten imprevistos e incertidumbre durante el procedimiento.

Comparación de características y precios

Camino tradicional

RIMM

Ultrasonido (transvaginal)
Consiste en introducir el transductor por la vagina de la paciente para realizar la exploración.

Resonancia magnética
Consiste en introducir la mitad inferior del cuerpo de la paciente dentro de la máquina de resonancia magnética.

Tiempo aproximado que tarda su realización: 15 minutos

Tiempo aproximado que tarda su realización: 20 minutos

Precio promedio: $850 pesos

Precio: De $1,950 a $2,950 pesos

Posibles estudios diagnósticos adicionales:

Tomografía: $4,000 pesos (precio promedio).

Ultrasonido Doppler: $1,800 pesos (precio promedio).

Posibles estudios diagnósticos adicionales:
Ninguno.

Inversión total: De $850 a $4,850 pesos.

De $1,950 a $2,950 pesos

Nivel de detalle que el ultrasonido proporciona al médico: bajo.

Nivel de detalle que da al médico: muy alto.

 

Ejemplos: ultrasonido y resonancia magnética

A continuación te presentamos dos imágenes en baja resolución para que compares la riqueza de información que provee cada una: La primera es de una resonancia magnética; la segunda es de un ultrasonido.

Resonancia magnética: Imagen obtenida a partir de una base de datos tridimensional del abdomen bajo de la paciente.

Resonancia magnética

Ultrasonido: Imagen en dos dimensiones del abdomen bajo de la paciente.

Ultrasonido

El camino tradicional: empezar por el ultrasonido

Lo usual es que tu ginecóloga(o) te solicite la realización de un ultrasonido–que generalmente es vaginal– o si tiene el equipo adecuado en su consultorio, te lo practique ahí mismo. Ese estudio confirmará si tienes miomas. Más adelante, y dependiendo del tipo de tratamiento elegido, puede solicitarte una una tomografía computarizada o un ultrasonido Doppler.

Sin embargo ninguno de estos dos estudios le dará a tu médico toda la información necesaria no sólo de los miomas sino de tu aparato reproductor y tu abdomen bajo, dejando que sea él o ella quien, al momento de la cirugía, valore cuál es tu condición real y tome las decisiones que surjan al momento, mientras tú estás en el quirófano.

Será hasta que termine la cirugía que conocerás con certeza:

  • La condición de los miomas.
  • Si la cirugía fue más severa o ligera de lo que pensabas.
  • Si el médico observó otros padecimientos al momento de la cirugía, como por ejemplo, quistes en los ovarios u otras complicaciones incluso mayores, y si requieres de otros estudios adicionales para su mejor diagnóstico y/o tratamiento.
  • Las medidas postoperatorias concretas que deberás observar y realizar, tales como el tiempo de reposo, la duración de la recuperación y las medidas para lidiar con la herida y el dolor.

La resonancia magnética

En cambio, la resonancia magnética nos proporciona con toda precisión el número, tipo, tamaño y localización de los miomas que padeces, además de otros datos importantes, como el flujo sanguíneo hacia ellos, su celularidad y si tienen áreas con células muertas.

Gracias a que nos brinda imágenes claras, detalladas y completas de tu abdomen bajo y todas sus estructuras (útero, ovarios, vejiga, colon sigmoides, huesos ilíacos, sacro y coxis), podemos hacer el diagnóstico más preciso, de la condición del o los miomas en tu útero, e incluso reportar cualquier otra anormalidad observable en el área.

Comparación de precios e inversión

Al observar el panorama completo, es fácil darse cuenta que en cuestión de estudios el ultrasonido probablemente no sea el único que necesitarás, y que tampoco brindará la certeza total que tu ginecóloga(o) y tú requieren para la elección clara del tratamiento adecuado en tu caso y su óptima realización. El precio promedio de un ultrasonido ginecológico es de $850 pesos. A ello es necesario agregar la posibilidad de que te soliciten una tomografía, cuyo precio promedio es de $4,000 pesos, o un ultrasonido Doppler, con un costo promedio de $1,800 pesos. La inversión total en este escenario va de los $850 a los $4,850 pesos.

Seguro te preguntarás por qué los médicos no prescriben la realización de una resonancia magnética desde el principio. La respuesta es por el precio. Una resonancia ginecológica tiene un costo regular que va de los $4,000 a los $8,000 pesos. Como en RIMM sabemos que éste es el método de diagnóstico más exacto y certero y que en buena medida de él dependerá la calidad y precisión del tratamiento elegido, hemos hecho un esfuerzo para ofrecértelo a un precio que nadie más da: a partir de $1,950 pesos. A diferencia del camino tradicional con el ultrasonido, con nosotros la resonancia magnética representa una inversión total de entre $1,950 y $2,950 pesos, según el lugar y horario en que te la realices.

Camino tradicional

Ultrasonido (transvaginal)
Consiste en introducir el transductor por la vagina de la paciente para realizar la exploración

Tiempo aproximado que tarda su realización: 15 minutos

Precio promedio: $850 pesos

Posibles estudios diagnósticos adicionales:

Tomografía: $4,000 pesos (precio promedio)

Ultrasonido Doppler: $1,800 pesos (precio promedio)

Inversión total: De $850 a $4,850 pesos

Nivel de detalle que el ultrasonido proporciona al médico: bajo.

RIMM

Resonancia magnética
Consiste en introducir la mitad inferior del cuerpo de la paciente dentro de la máquina de resonancia magnética

Tiempo aproximado que tarda su realización: 20 minutos

Precio: De $1,950 a $2,950 pesos

Posibles estudios diagnósticos adicionales:
Ninguno.

De $1,950 a $2,950 pesos

Nivel de detalle que da al médico:muy alto.

 



 

Paciente realizándose una resonancia magnética ginecológica

Paciente realizándose una resonancia magnética ginecológica